Bodybuilding.mx Bodybuilding

April 5th, 2014, 06:04:36 Ana

¿Por dónde empezar? Bueno, lo primero que debes saber con certeza es cuál es tu meta a lograr y qué es lo más importante de esa meta para ti. Sencillo, ¿verdad?

Por ejemplo, si tu meta es lucir unas piernas bien torneadas para usar minifalda o short, el mejor plan de entrenamiento debe enfatizar los ejercicios de pierna. Si lo más importante para ti es aplanar tu abdomen, el énfasis de tu plan de entrenamiento deberá subrayar el trabajo de abdominales. Y si quieres una figura bien proporcionada en general, sin duda deberás seguir un plan de entrenamiento que te ayude a lograr ese objetivo.

 

plan de entrenamiento

Recuerda que además de un buen plan de entrenamiento enfocado a tu meta principal, deberás seguir una dieta acorde con esa meta. Por ejemplo, si tu propósito es perder peso, además de tu plan de entrenamiento con ese enfoque, deberás consumir un déficit de calorías. Si por el contrario, quieres aumentar músculo y masa, tendrás que comer más calorías de las que quemas con tu plan de entrenamiento.

Si quieres entrenar en resistencia, no esperes desarrollar grandes músculos y ser el corredor más veloz a la vez. O te enfocas en una o en otra dirección.

Como ves, tu plan de entrenamiento debe ser consecuente con tu propósito final. De lo contrario, proponerte diversas metas a la vez, puede resultar contraproducente, frustrante y desalentador. Elige solo una meta para lograr en un tiempo determinado, y desarrolla tu plan de entrenamiento alrededor de ese propósito. Los resultados te dejarán satisfecho y con muchas ganas de ir por más.

Una vez que has elegido tu plan de entrenamiento, ¡empieza a realizarlo! Recuerda que no puedes saber si funciona, si no lo llevas a cabo. Y una vez que has comenzado, deja pasar un par de meses y tómate medidas, videos, fotos, a fin de que puedas evaluar los resultados.

Ojo: si no ves ningún resultado después de dos meses, debes preguntarse si lo estás siguiendo como debe ser o te haces trampa; ¿Necesitas ajustar alguna rutina para progresar hacia la meta? ¿Estás tratando de cumplir varias metas a la vez?

Si después de mes y medio o dos meses no ves ningún resultado, aunque te has apegado estrictamente al plan de entrenamiento, ¡cámbialo! Sí, se vale cambiarlo en vez de seguir perdiendo el tiempo en algo que simplemente no te lleva a lado alguno.

Estos son algunos ejemplos de planes de entrenamiento:

Para ejercitar todo el cuerpo, sigue este plan y entrena tres veces a la semana. Tu rutina debe incluir al menos un ejercicio para los cuádriceps (parte delantera de las piernas), nalgas y tendones de la corvas (parte posterior de las piernas), tus músculos de empuje, tus músculos de tracción, y tu columna. Ese sería un plan de entrenamiento para todo el cuerpo, ¡con sólo cuatro o cinco ejercicios!

Si deseas quemar grasa, mientras desarrollas un poco de músculo, realiza repeticiones por serie de entre 8-15. Si puedes hacer más de 15, sin mucho esfuerzo, añade peso o cambia el ejercicio para que te resulte más difícil.

Si buscas construir tamaño y fuerza, varía los rangos de repetición en función del entrenamiento.

¿Cuánto peso levantar? Lo suficiente para realizar toda tu serie de ejercicios, y no demasiado que fulmine tu combustible y no puedas concluir tu rutina.

En resumen, tu plan de entrenamiento debe contemplar:

De  5 a 10 minutos de calentamiento.

Un ejercicio para cada grupo muscular.

Un promedio de 3-5 series de cada ejercicio.

Determine las repeticiones y el tiempo de espera entre cada serie.

Variación de repeticiones, series y ejercicios.

Estirar después del entrenamiento.

Imagen: Pinterest

VN:F [1.9.17_1161]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.17_1161]
Rating: 0 (from 0 votes)


April 5th, 2014, 03:04:01 Ana

Nada puede resultar más cómico dramático que un par de piernas de pollo sosteniendo un torso monumental, o sea, unas piernas desproporcionadas con respecto al torso que sostienen. ¿Estamos de acuerdo?

¿Eres de los que ejercita las piernas por 45 minutos antes de iniciar tu entrenamiento de cuádriceps por 90 minutos? ¿O eres de los que piensa que entrenar las piernas consiste en una sola sesión que termina cuando empiezas a sudar?  No está de más decir que estas dos opciones son extremas, una por sobre entrenamiento, y la otra por falta de un ejercicio real.

Piernas bodybuilding

 

Una buena rutina para ejercitar las piernas debe concentrarse en movimientos multiarticulares como las sentadillas, media sentadilla o la posición de estocada. Estos movimientos hacen trabajar tus cuádriceps y los tendones de la corva, así como los glúteos. Y aunque no lo creas, entrenar los glúteos es importante pues acelera el metabolismo al estimular estos grandes músculos.

Como siempre que entrenas, comienza con un buen calentamiento. Para calentar las piernas, camina un rato en la máquina y en seguida corre por algunos minutos, así estarás listo para iniciar tu rutina de piernas.

En realidad, debes entrenar cada parte del cuerpo desde una variedad de ángulos a fin de maximizar el abastecimiento de fibra muscular. Este consejo es aún más importante para las piernas, ya que tus cuádriceps se componen de cuatro diferentes músculos, los tendones están formados por tres, mientras que los glúteos se forman por una gran cantidad de fibras. Así que no sólo se trata de hacer cuclillas para aumentar el volumen de las piernas. Hay que modificar la postura, cambiar la carga al hacer sentadillas frontales, traseras, movimientos de una sola pierna. Mucha gente simplemente lo hace por rutina o no lo hacen en absoluto.

Para trabajar cuádriceps, glúteos y pantorrillas, coloca la barra sobre la parte posterior de los hombros y los trapecios (no sobre el cuello). Las manos deben sostener la barra a una distancia  ligeramente más ancha que los hombros. Mantén la espalda recta, sentándote lentamente, doblando las rodillas, hasta que tus muslos estén paralelos al suelo. Regrese a la posición inicial empujando desde los talones. Haz de 3 a 4 series de 8 a 12 repeticiones.

Para los tendones de las corvas y los glúteos. Párate con los pies al ancho de los hombros, cuidando de no bloquear las rodillas. Sostén una mancuerna con las palmas hacia abajo, las manos al ancho de hombros, cuidando de no bloquear los codos. Manteniendo la espalda recta, inclínate hacia adelante  llevando la mancuerna hacia abajo, cerca de los tobillos. Usa los tendones de las corvas y los glúteos (no la espalda), regresa a la posición inicial con un ligero movimiento de empuje.

Para las pantorrillas. De pie, con los talones colgando del borde de un escalón, sostén las mancuernas a los lados, empuja hacia arriba, sobre los dedos de los pies, y baja lentamente. Realiza de 3 a 4 series con 8 a 12 repeticiones. Aumenta el peso si sientes que el peso no es lo suficientemente difícil.

Para los muslos, sentadillas con pelota. Coloca una bola del ejercicio entre la pared y la curva de tu espalda baja. Párate con los pies al ancho de los hombros. Dobla las rodillas y baja de 5 a 10 centímetros, manteniendo el nivel de los hombros y las caderas formando un cuadrado. Mantén esta posición durante 3 segundos. Comienza con 5 repeticiones y realiza hasta 12. Descansa por 30 segundos y realiza otra serie.

Diviértete y fortalece los músculos que te guían a donde quieres llegar.

VN:F [1.9.17_1161]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.17_1161]
Rating: 0 (from 0 votes)


April 4th, 2014, 08:04:58 Ana

Nada mejor que realizar múltiples ejercicios de hombro en una serie. Y si mezclas los rangos de repeticiones pondrás a trabajar un amplio espectro de fibras musculares en los deltoides.

1. Empieza  con las pesas al frente de tus hombros en un agarre supino, con las palmas volteadas hacia ti.  A medida que levantas  las pesas por encima, volteas las palmas hacia afuera.  Hacer esta  elevación es ideal para construir fuerza de los músculos del manguito rotador y deltoides anterior. Después cambia la tensión al deltoides medio, la parte superior del pecho y los tríceps.  Así es como le sacas partido a este ejercicio, dándole fuerza  a la parte superior del cuerpo y construyendo volumen.

Cómo hacer resaltar tus hombros en un lapso corto, con una serie de ejercicios múltiples. - See more at: http://www.bodybuilding.mx/como-hacer-resaltar-tus-hombros-en-un-lapso-corto-con-una-serie-de-ejercicios-multiples/#sthash.M5PsrRmS.dpuf

2. En posición de pie, sostén un par de mancuernas a los lados. Mantén  los codos ligeramente doblados, levanta las pesas  de  frente a la altura de tus hombros, evitando cualquier oscilación. Regresa  las mancuernas a los costados.  En la siguiente repetición, levanta  las pesas lateralmente, elevándolas a la altura del hombro.  Regresa a la posición inicial y sigue alternando el ejercicio hacia el frente y a los lados.

Recuerda que utilizar una mancuerna  para un solo brazo a la vez es una muy buena opción, pues al ejercitar ambos brazos en un solo tiempo,  no se puede ir muy lejos debido a que los omóplatos se bloquean uno al otro al llegar a cierta distancia.

3. En la máquina de cuerdas selecciona un peso y mantén el mango de la polea baja con la mano derecha. Inicia doblado por la cintura hasta que tu torso esté casi paralelo al suelo. Mantén tus piernas dobladas levemente con la mano izquierda sobre la parte inferior de tu muslo izquierdo. Tu brazo derecho debe colgar de tu hombro en frente de ti y con una ligera curvatura en el codo.

Levanta el brazo derecho y dobla el codo ligeramente de lado hasta que el brazo quede paralelo al suelo y en línea con tu oreja derecha. Enseguida baja lentamente el peso hacia atrás a la posición inicial. Repite el procedimiento con el brazo opuesto.

4. Con la mano derecha  sujeta el mango de la polea alta. Debes  colocarte de pie, delante de la pila de pesas. Jala la palanca hacia abajo para que la parte superior del brazo y el codo queden estables a un costado de tu cuerpo. El brazo y el antebrazo deben formar un ángulo de menos de 90 grados. Puedes mantener el otro brazo en la cintura y poner  una pierna delante de ti y la otra atrás, a fin de mantener el  equilibrio.

Mueve el mango hacia abajo a tu costado, hasta que quede recto, mientras  contraes los tríceps. Exhala a medida que realiza este movimiento. Recuerda que sólo mueves los antebrazos, mientras que los brazos deben permanecer inmóviles en todo momento. Aprieta los  tríceps manteniéndolos así  durante un segundo.  Lentamente regresa  la palanca a la posición inicial.

5. De pie, con la espalda erguida sostén una barra a la altura del pecho y con los brazos más abiertos que el ancho de los hombros.

Flexiona ligeramente las rodillas y agáchate manteniendo  el arco natural de la espalda. Deja  que los brazos cuelguen frente a ti, mientras sostienes la barra. Una vez que el torso quede paralelo al piso, extiende los codos hacia fuera y lejos del cuerpo. Tu torso y brazos deben parecerse una  letra ” T”.

Mantén  los brazos perpendiculares al torso, levanta  la barra hacia el pecho superior mientras aprietas los deltoides posteriores y exhalas. No utilices tus bíceps, céntrate en la orientación de los deltoides posteriores.

Con estas rutinas tus hombros resaltarán debajo de  la camisa en un tiempo corto.

Imagen: Pinterest

VN:F [1.9.17_1161]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.17_1161]
Rating: 0 (from 0 votes)


April 4th, 2014, 06:04:02 Ana

¿Quieres un abdomen plano? Sigue estos 7 ejercicios ideales para lucir una tabla de abdomen.

1. Comienza en posición de lagartija, con los hombros a la altura de tus muñecas. Mantén las piernas juntas y  salta tus pies hasta la posición de las 3:15 del reloj. Regresa tus piernas a la posición inicial y vuelve a brincar con pies juntos, ahora  a  la posición de cuarto para las 9. Realiza 30 repeticiones.

Aumenta el grado de dificultad colocando los pies sobre una toalla doblada. Realiza los mismos movimientos, pero en lugar de saltar, desliza tus pies hacia la posición de las 3:15 y cuarto para las 9. Si tienes problema de rodillas o quieres ir despacio, camina en vez de saltar en cada posición.

Abdomen

 

2.  Con el antebrazo recargado en el piso y el codo debajo del hombro, recuéstate de lado con las rodillas flexionadas a 90 grados. Contrae los glúteos y mantén tu abdomen rígido. Levanta las caderas hasta que el torso quede recto desde los hombros hasta las rodillas. Repite 30 veces.

3. Siéntate en el piso con las piernas flexionadas y los talones presionando el piso. Echa la espalda hacia atrás, hasta sentir tu médula pegada a la columna, y manteniendo la espalda baja alineada al cuello. Haz un giro de 90 grados hacia la derecha y lanza un puñetazo al aire con la mano izquierda. Trata de mantener el brazo paralelo al suelo. En seguida, gira a la izquierda dando el puñetazo al aire con la mano derecha. Haz 30 repeticiones de cada lado.

Incrementa el grado de dificultad sosteniendo algo en  la mano, ya sea una pesa de 5 libras, una botella de agua o una lata de vegetales. O inclínate más hacia atrás y/o  levanta  los talones del piso

4. Acostada sobre la espalda, con las rodillas dobladas y los pies sobre el piso, lleva tus manos suavemente sobre el pecho y coloca una pelota de ejercicio entre las rodillas. Exhala mientras levanta los hombros del piso y llevas las rodillas hacia el pecho. Toma la pelota con las manos y llévala hacia tu pecho mientras inhalas.  Regresa a tu posición inicial con el balón entre las piernas  Realiza de ocho a 12 repeticiones.

5. Acostada sobre tu espalda levanta  los brazos hacia el techo y estira las piernas en un ángulo de 60 grados. Acerca la pierna derecha estirada, sin doblarla, mientras te incorporas para tocar el pie derecho con la mano izquierda. Tuerce y trabaja tus abdominales. Regresa la pierna al ángulo de 60 grados, siempre manteniendo ambas piernas levantadas del piso. Repite con la pierna izquierda. Haz 30 repeticiones de cada lado. Entre más abajo pongas las piernas, sin tocar el piso, aumenta el grado de dificultad.

6. Inicia en posición de lagartija. Dobla tu rodilla y realiza movimientos de flexión,  llevándola del pecho hacia atrás, elevándola arriba de tu cuerpo. Realiza 10 repeticiones con una pierna y luego cambia de pierna. Repite desde el inicio hasta hacer 30 repeticiones de cada lado.

Eleva el grado de dificultad colocándote pesas en los tobillos o haciendo una lagartija cuando lanzas la pierna hacia atrás.

7. De pie, dobla tus brazos formando un ángulo recto, con las manos abiertas y tus dedos apuntando hacia arriba. Dobla y eleva tu  rodilla derecha hacia tu costado derecho, al mismo tiempo inclina tu cuerpo hacia la derecha hasta hacer que tu codo derecho golpee la rodilla derecha. En seguida, cambia hacia el lado izquierdo. El movimiento es rápido, como si corrieras sin desplazarte, levantando las rodillas hacia los lados. Este ejercicio aumenta tu ritmo cardíaco y trabajando los abdominales laterales. Completa  30 repeticiones de cada lado.

Disfruta tu rutina y luce un abdomen plano.

Imagen: Pinterest

VN:F [1.9.17_1161]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.17_1161]
Rating: 0 (from 0 votes)


April 4th, 2014, 01:04:13 Ana

Tu cuello controla los músculos y articulaciones que te permiten mover la cabeza. Fortalecerlo con ejercicio regular te permite evitar la tensión muscular y comprimir las vértebras del cuello, lo que a la larga puede tener un efecto negativo en toda la espalda y columna vertebral, causándote dolor e incomodidad.

Si ya estás dedicando tiempo para entrenar otros músculos de tu cuerpo, no olvides incluir los ejercicios para cuello. Esto te ayudará a darle mejor proporción a tu cuerpo, conforme añades volumen a otros músculos, a la vez que estilizas tu postura.

Puedes empezar con ejercicios simples. Acuéstate sobre el piso boca arriba. Levanta los hombros, la cabeza y el cuello contrayendo los músculos abdominales para mantener la espalda plana contra el piso.

Screen Shot 2014-04-04 at 9.26.45 PM

1. Exhala y levanta la cabeza con un movimiento lento y controlado. Mantén la posición durante al menos 1 segundo. Inhala y vuelve la cabeza a una posición neutral, de nuevo con movimiento lento y controlado. Repite el ejercicio al menos 12 veces.

2. Acostado boca abajo sobre el piso  coloca una toalla enrollada debajo de tu frente. Mantén los brazos a tus costados, con las palmas hacia arriba. Levanta la cabeza de la toalla hasta aproximadamente 1 pulgada, mientras presionas los omóplatos hacia ti y levantas las manos del piso. Trata de mantener esa posición elevada por unos 10 segundos, realiza un total de 10 repeticiones.

3. Los ejercicios isométricos crean resistencia en los músculos del cuello. Coloca una mano en la frente y empújala con la fuerza de tu cuello y cabeza. Impide que se mueva tu cabeza hacia adelante manteniendo la presión constante con la mano. En seguida, pon tu mano en la parte posterior de la cabeza y trata de empujar la cabeza hacia atrás, sin mover la cabeza.

4. Ahora coloca una mano en el lado derecho de la cabeza, tratando de empujarla hacia la derecha; repite con la mano empujando hacia la izquierda. Mantén cada posición durante unos 5 segundos, toma un descanso y repite hasta hacer 10 repeticiones en cada posición.

Una vez que has desarrollado fuerza  en el cuello, puedes agregar peso.

Acostado boca abajo sobre un banco plano, sostén una pesa redonda detrás de la cabeza. Debes colocarte de tal manera que la parte superior del pecho, el cuello y la cara queden fuera de la banca, dejando en libertad de movimiento a los hombros. Esa es tu posición inicial.

Baja lentamente la cabeza como para hacer un movimiento afirmativo, mientras inhalas. Regresa a la posición inicial haciendo un movimiento en semicírculo, a la vez que exhalas. Contrae los músculos del cuello por un segundo. Repite la secuencia. Y recuerda no utilizar movimientos bruscos.

Puedes hacer el mismo ejercicio boca arriba, manteniendo la pesa redonda sobre tu frente.

También puedes hacer este ejercicio sin usar pesas, basándote únicamente en el peso de la cabeza para ayudar a fortalecer los músculos del cuello.

Los ejercicios con pesas de mano pueden fortalecer los músculos del cuello y de los hombros para aumentar su función y aliviar el dolor. Pasar largos períodos de tiempo sentado, frente a la computadora o mientras manejas te puede causar que los músculos se vuelven débiles y tensos.

Sostén una pesa en cada mano y coloca tus brazos a los lados mientras te mantienes de pie con los pies al ancho de hombros. Flexiona  los hombros hacia las orejas lo más alto posible. Baja los hombros y repite el movimiento. No gires los hombros hacia atrás o hacia adelante – esto es innecesario y puede causarte lesiones.

Realiza estos ejercicios regularmente y podrás ver los cambios en corto plazo.

Imagen. Pinterest

VN:F [1.9.17_1161]
Rating: 8.0/10 (2 votes cast)
VN:F [1.9.17_1161]
Rating: +1 (from 1 vote)


April 3rd, 2014, 09:04:02 Ana

Aumentar la masa pectoral requiere de tus 3 grandes aliados: barras, mancuernas y bancos. Para empezar a ver resultados en un mes, ejercita tus músculos del pecho dos veces por semana, impactando tus pectorales de arriba hacia abajo.

He aquí algunos de los ejercicios que no deben faltar en tu rutina para pecho:

1.  Acuéstate en un banco inclinado con una mancuerna en cada mano sobre tus muslos. Coloca las palmas de tus manos una frente a la otra. Empuja con tus muslos las mancuernas hacia arriba. Levántalas al ancho de los hombros y gira las muñecas hacia adelante. Esta será tu posición inicial. Asegúrate de mantener el control de las mancuernas en todo momento. Exhala y empújalas hacia arriba con el pecho. Cierra los brazos en la parte superior, sostén por un segundo, y comienza lentamente a bajar el peso. Utiliza varios ángulos de la pendiente.

Ejercicios y equipo básicos para pectorales

Variación: Levanta las mancuernas hacia arriba mientras presionas, con una ligera flexión en los codos para prevenir el estrés en los bíceps. Baja los brazos a ambos lados en un amplio arco hasta que sientas un estiramiento en el pecho. Inhala y asegúrate que el movimiento sólo ocurra en la articulación del hombro. Regresa tus brazos hacia atrás, apretando los músculos del pecho y exhalando.

3. Coloca la banca plana debajo de la máquina Smith, de tal manera que baje justo hasta tu manzana de Adán. Comienza con poco peso y realiza el movimiento lentamente. Asegúrate de no forzar demasiado la rotación de tus hombros y de bajar la barra sin causar dolor en tu cuello. Sentirás un estiramiento grande en la parte superior del pecho y una sensación dramática de contracción a lo largo de la clavícula. Recuerda que debes centrarte en oprimir el pecho, no es necesario levantar una tonelada de peso.

4. Sobre la banca inclinada, comienza con las manos en la cadera con una mancuerna moderadamente ligera en cada mano. Arquea la espalda, mantén el pecho alto, y levanta el peso cruzando los brazos en un movimiento de abrazo, hasta llegar a nivel de la cara. Debes sentir una contracción en la parte superior del pecho y el deltoides frontal.

Una forma más rápida de aumentar volumen es ejercitando tus músculos pectorales dos días consecutivos, SOLO durante un mes, y luego suspende durante un par de meses. Así evitarás lesiones que te pueden mantener fuera del gimnasio por lapsos no deseados.

Tu primer día realiza ejercicios en cuatro ángulos diferentes; unas 16 secuencias de entre 25 y 30 repeticiones, SIN llegar a sentir que  tus músculos se han quedado sin fuerza. Después, consume una gran cantidad de proteínas y carbohidratos y estarás listo para tu segundo día consecutivo.

El segundo día realiza secuencias de 6 a 12 repeticiones, hasta dejar tus músculos sin fuerza. Haz ejercicios compuestos, en banca plana, inclinada y en pendiente, usando mancuernas y barras. Un total de 16 a 20 secuencias. Descansa TODA una semana sin entrenar pectorales. Repite por el resto de un mes, y NO repitas esta técnica en por lo menos un par de meses.

Escoge los movimientos y pesos adecuados. Levantar mucho peso puede ocupar todos tus músculos, menos tus pectorales.

Recuerda que siempre tienes un lado dominante, prioriza el lado débil usando mancuernas y aumenta poco a poco el peso para incrementar su fuerza.

Las máquinas son complementarias a las pesas libres y NO deben utilizarse como sustituto, a menos que sea tu única opción. En ese caso, haz muchas lagartijas con uno y con ambos brazos, para equilibrar el uso de tus pectorales.

Disfruta tu ejercicio y presume tu nueva pechonalidad.

Imagen FlickR

 

VN:F [1.9.17_1161]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.17_1161]
Rating: 0 (from 0 votes)


November 21st, 2012, 07:11:55 Helena

 

Hemos hablado de las motivaciones para no dejar de ejercitarnos, pero habrá que contestar una pregunta que quizá tenga una respuesta muy personal. Las razones de todos son diferentes, sí… ¿se animan a compartir la suya? Contesten cuál fue la motivación para dedicarse al bodybuilding.

Mucha gente podrá argumentar que la motivación principal es vanidad. El lucir un cuerpo perfecto ante el espejo y ante los estándares de belleza de la sociedad. Otros más podrán argumentar que todo es cuestión de llamar la atención: que tener un cuerpo cuidado seguro nos hará más atractivos para otros chicos y chicas.

Pero hay otras cosas. El bodybuilding te da disciplina. Faltar a tu rutina de ejercicios un día puede echar para atrás semanas de trabajo.

Junto con la disciplina, viene el autocontrol. Muchos deseos y caprichos pasan a segundo plano ante la idea de cuidar nuestro cuerpo: sobre todo los relacionados con la comida. ¿Cuántas veces no hemos comido exceso de cosas dulces o poco saludables por satisfacer un antojo? Con el bodybuilding, uno aprende a controlar su manera de comer y de beber, para aquellos que gustan pasarse un poco de copas.

Obviamente, una alimentación más sana lleva a una mejor salud. Varios problemas relacionados con la mala alimentación desaparecen.

Un poco más aparte de todo esto viene algo que es más bien individual: la confianza. Cuando algo genera resultados positivos, lo más seguro es que eso te llame la atención pero sobre todo es una señal de que estás haciendo las cosas bien. Entonces, ¿qué te detiene para seguir adelante? Si te gustan los cambios en tu cuerpo, vas a confiar en lo que estás haciendo y en ti mismo.

¿Y qué otra mejor manera de sentirte bien contigo mismo que quitándote estrés? Todas las frustraciones y problemas del día se pueden descargar en una sesión de ejercicios vigorosa. Así, todo lo negativo se está convirtiendo en energía positiva.

Sí, quizá la admiración y el sex-appeal vendrán después, pero miren esta lista y piensen: ¿qué es lo que ya no quieren en su vida? Y, ¿qué les gustaría tener en su vida? A lo mejor esa es la única motivación que les falta para animarse a ser bodybuilders.

 

VN:F [1.9.17_1161]
Rating: 9.7/10 (3 votes cast)
VN:F [1.9.17_1161]
Rating: 0 (from 0 votes)


November 20th, 2012, 07:11:34 Helena

 

A pesar de que no es lo ideal y lo que uno quisiera que pasara, seguramente en el proceso de bodybuilding tendrá que haber lesiones. En este post hablaremos de las más comunes y de cómo podemos hacer para evitarlas, basándonos en una entrevista que se le realizó a Lee Labrada, bodybuilder famoso.

De acuerdo con Labrada, los “tirones” son con lo que un bodybuilder tiene que lidiar, principalmente. El tip que da Labrada con respecto a esto es que hay que conocer tu cuerpo. ¿Suena fácil, no? Bien, ¿pues crees conocer tu cuerpo tan bien como para diferenciar entre un dolor provocado por cansancio y un dolor provocado por un tirón? ¿O te vas a ir a dormir pensando “si descanso bien, mañana se me quita”? Nunca dejes los dolores al aire. Si sabes que tu cuerpo generalmente no responde así, revísate. Eso es un primer paso para evitar lesiones.

Algo que también es muy importante es el calentamiento. Sí, eso también suena trillado, pero quizá por aquí haya algunos principiantes en el bodybuilding que piensan que el calentamiento es algo que sólo se hace antes de la clase de deportes en la escuela. Pues no; según Labrada, un buen calentamiento te puede evitar muchos dolores de cabeza (y de otras partes del cuerpo).

Seguimos con la lista: hay que ejecutar los ejercicios correctamente. Ya sé, otra cosa que suena a obviedad. Pero sabemos que luego, si no nos damos el tiempo necesario para hacer lo que tenemos que hacer, terminamos realizado todo aprisa. Y eso también cuenta para el bodybuilding. Que si por algun asunto ya tu hora de ejercicio quedó reducida… no por eso vas a hacer los ejercicios aprisa, ¿verdad?  Un movimiento realizado demasiado aprisa también puede ser causa de lesión. Nada justifica dejar de ser cuidadoso.

También hay que ser humilde. Antes de que me pregunten qué onda con eso, se los explico: hay que reconocerte como principiante. Está bien tener una mentalidad de “yo puedo”… pero no por eso te vas a poner a levantar 200 kilos de un jalón, ¿o sí? Conocer tus límites también ayuda.

Bueno, espero que con estos ejemplos ya no tengan excusa para andarse lesionando. La mayoría son a causa de descuidos, como pueden ver, así que a cultivar, pero sobre todo a cuidar el cuerpo, ¿estamos?

VN:F [1.9.17_1161]
Rating: 8.0/10 (3 votes cast)
VN:F [1.9.17_1161]
Rating: +1 (from 1 vote)


November 19th, 2012, 10:11:26 Helena

Pinterest es una nueva red social en la cual el usuario puede compartir imágenes de cosas que le interesen, divididas en tableros. Puedes simplemente crear un tablero y poner imágenes de lo que se te antoje, o hacer un tablero dedicado a cierto tema de tu gusto.

Supongo que se estarán preguntando qué tiene que ver todo eso con el bodybuilding. Pues bien, si en algún momento ponen en la barra de búsqueda de Pinterest esa palabra, se sorprenderán al ver la cantidad de fotos que los usuarios han subido y que están relacionadas con el tema.

Si no se han convencido, aquí les van unos links de unos tableros de Pinterest dedicados a esta disciplina.

Kristin Van. Mientras avancen por Pinterest, se van a dar cuenta que la mayoría de los usuarios de esta red social son mujeres. Bueno, chicas, si les hacía falta motivación para hacer ejercicio, en este tablero no sólo van a encontrar fotos de mujeres bodybuilders que son fuertes y sexys, pero también frases como “Si una chica quiere ser una leyenda, pues que vaya y lo sea” dicha por Calamity Jane. ¿Se necesita más?

Muscle Lover. Usuario que no revela su género, pero que presenta una colección de chicas bodybuilders, con nombres completos, pos si algunas de ustedes necesitan modelos a seguir. ¡Y son guapas!

Jasjot Bains. Su tablero tiene fotos de grandes bodybuilders, sobre todo de Randy Coleman.

Mauricio Bonetti. Su tablero incluye fotos “viejitas” de Arnold Schwarzenegger, que no sólo son divertidas de ver, pero que también demuestran cuánto tiempo lleva el “Terminator” dedicándole a su cuerpo. Ya son años, y por eso es considerado un grande.

HealthyBodyLife. Como su nombre (SanoCuerpoVida literalmente, aunque lo podríamos traducir como VidaEnCuerpoSano) lo sugiere, en este tablero podremos encontrar frases y fotografías que si bien no muestran a astros de la disciplina, pueden ser motivadoras.

Así que ya saben, las redes sociales no son sólo para compartir fotos de sus vacaciones: acá también tenemos una en la que se pueden compartir imágenes del trabajo y la pasión por el bodybuilding.

VN:F [1.9.17_1161]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)
VN:F [1.9.17_1161]
Rating: 0 (from 0 votes)


November 18th, 2012, 02:11:53 Helena

Todo buen bodybuilder debe de tener un lugar donde cultivar su cuerpo. Ya hemos hablado sobre hacerlo en casa, pero si aún así estás pensando en unirte a un gimnasio, pues lo mejor es ver que recibas un buen servicio por tu dinero, ¿no?

Así, aquí en este blog nos lanzamos a la búsqueda de los mejores gimnasios, y pues vimos lo que la gente que asiste a ellos tenía que decir. No están necesariamente en orden, pero este pequeño conteo o muestrario a lo mejor te ayuda a decidir dónde quieres estar.

 

Sports World. Tiene clubes en todas las zonas de la ciudad y en Veracruz, y los usuarios se ven bastante contentos con él. Incluso ofrece diplomados por si te interesa volverte profesor de salud o entrenador.

Sport City. Se anuncia como el mejor club deportivo del país: y pues sí, tiene de todo al igual que el Sports World, no solamente gimnasio. También otra de las grandes virtudes que tiene es que tiene clubes en todas partes del país, incluida provincia. Además, es de grupo Martí, familia famosa por ser proveedora de artículos deportivos.

Hard Candy. De este gimnasio ya habíamos hablado en este blog anteriormente; y pues, ¿qué más se puede esperar del gimnasio de Madonna? Localizado en las Lomas, para dejar muy claro que es exclusivo; con entrenamiento personal y con lo último en tecnología para bodybuilding. En fin. ¿Qué podíamos esperar de una mujer tan preocupada por su aspecto como Madonna?

Ahora, quizá estos gimnasios no sean los adecuados para ti: quizá se te hacen muy caros, o piensas que no aprovecharás más las instalaciones, como las albercas. Bueno, pues en ese caso el que es el gimnasio ideal para ti es en el que tú te sientas cómodo y cómoda. ¿Qué implica esto? Que los aparatos estén en buen estado, que el personal sea agradable y que sientas que hacer ese pequeño gasto vale la pena: en resumen, que ese gimnasio sea un factor más que te anime a hacer ejercicio en vez de desanimarte.

 

VN:F [1.9.17_1161]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)
VN:F [1.9.17_1161]
Rating: 0 (from 0 votes)



¿Fervor por el Agua?

watterNam libero tempore, cum soluta nobis est eligendi optio cumque nihil impedit quo minus id quod maxime placeat facere possimus.omnis voluptas assumenda est, omnis dolor.
mental health and prison priligy uk university of utah internal medicine viagra online doctor who the adventure games download metronidazole state of florida health insurance dapoxetine archives of internal medicine journal accutane alternative medicine for schizophrenia buy levitra uk online health insurance quotes louisiana viagra ireland child health insurance quote finasteride online ninth street internal medicine clomid online health insurance association of america cialis online